Medidas alternativas a las sanciones económicas relacionadas con el consumo de alcohol del municipioo de Barakaldo.

La finalidad de este proyecto es sustituir una sanción económica impuesta a un/a menor por práctica de botellón, por una intervención psicoeducativa.

Se trata de ofrecer a estas/os adolescentes y a sus familias una alternativa acorde a las necesidades específicas de su etapa evolutiva:  la adolescencia.

¿Quiénes pueden participar en este proyecto?

Los/as menores de hasta 16 años y que sea la primera vez que cometen una infracción de esta naturaleza.

(Para más información consultar el BOB número 56 del 24 de marzo de 2015).


Así, partiendo de una situación de naturaleza sancionadora, se propone una intervención educativa en el que se responsabiliza y se hace partícipe al/ a la adolescente. 

El objetivo principal de esta intervención sería el de prevenir y reducir las conductas de riesgo relacionadas con los consumos de drogas por los/as adolescentes.

El acceder a esta medida dependerá de la opción elegida libremente por la/el adolescente y su familia.  Esto implica que elegir participar significa una oportunidad de acceder a recursos preventivos especializados y, a la vez, a un compromiso de participación activa.

El proyecto contempla la intervención tanto con el/la menor como con sus tutores legales, es decir, implica y compromete a ambas partes.

A la chica o chico se le propondrá, principalmente, su participación en espacios grupales, y a las/os tutoras/es acudir a sesiones personalizadas de seguimiento de la intervención y evolución del/de la menor.

En concreto, los tres ejes principales de la intervención son:

  1. Orientación y asesoramiento individualizado  (Servicio de Atención a Familias)
    Donde madres y padres tienen un espacio de reflexión junto a la psicóloga del Servicio, que les sirva para abordar dificultades e inquietudes relacionadas con su hijo/a, y sobre los riesgos y consecuencias del consumo de drogas.
  2. Intervención grupal con adolescentes (AIZU!)
    Donde las/os adolescentes reciben un espacio de apoyo (desde relaciones educativas significativas), no estigmatizador y que facilita la información-reflexión sobre el consumo de drogas.
  3. Talleres para padres y madres (CONTACTO)
    Donde prestar atención a las dudas, ilusiones y necesidades de las madres y padres en el momento de la adolescencia de sus hijas/os.

Los contenidos de trabajo se adaptarán a las necesidades y perfil de cada persona participante, centrándose fundamentalmente en los siguientes aspectos:

  • Consumo de alcohol:  efectos, uso-abuso, mitos...
  • Reducción de riesgos:  reflexión y contraste de experiencias de riesgo.
  • Competencia social:  resolución de conflictos, toma de decisiones, habilidades sociales,
  • Ocio y tiempo libre.