Protocolo de sana convivencia en Barakaldo

Las mujeres de Barakaldo queremos sentirnos bien en nuestras calles, vivir el espacio público con tranquilidad y confianza. Esto es imprescindible para una buena convivencia ente todas las personas que habitamos este lugar.

Mujeres de distintas edades de este municipio hemos detectado que en la actualidad hay cosas que cambiar para que este objetivo se cumpla.
Sabemos que NO NOS GUSTA:

  • No sentirnos bien cuando paseamos solas por la noche en calles con poca luz y poco transitadas. Muchas mujeres, por experiencias vividas o conocidas, en estas situaciones sentimos miedo a agresiones físicas. No queremos seguir sintiendo eso, queremos caminar a cualquier hora por cualquier lugar.
  • Recibir insultos y que se dirijan a nosotras con burradas que nos ofenden. Nos parece una falta de respeto y no nos hace sentir bien.
  • Ver imágenes de mujeres por toda la ciudad que consideramos que son modelos discriminatorios. La publicidad sexista es una constante en nuestro transitar y no queremos que forme parte de nuestra vivencia  de esta ciudad.

Ante esto, no queremos seguir seguir tomando medidas individuales, queremos que toda la población de Barakaldo se implique para que tanto hombres como mujeres nos sintamos bien en nuestras calles.
Por eso PEDIMOS a la población:

  • Al presenciar cualquier agresión (física o verbal) hacia una mujer, reacciona: grita palabras de emergencia para que las escuche el vecindario, muestra rechazo al agresor. Voces unidas frenan una agresión y nos hacen sentir apoyadas.
  • Frenar agresiones también es no decir cosas por la calle que nos resultan ofensivas, respetar a todas las mujeres que caminan junto a ti.
  • Comenta con tu Comunidad de vecinas y vecinos cómo vivimos las mujeres al transitar por lugares oscuros y ponle remedio, por ejemplo, dejando encendidas por la noche las luces del portal. Con más iluminación, nos sentimos mejor.
  • No consientas que las imágenes de mujeres en tu barrio sean discriminatorias. La publicidad se puede cambiar y entre todas y todos podemos conseguirlo.

Pedimos tu COMPROMISO hacia esta sana convivencia, con tu actitud cotidiana. Firma y difunde e implícate en el cambio. Porque todas y todos queremos sentirnos bien en esta ciudad.