24/10/2018

Un camino de rampas peatonales mejorará la accesibilidad en las escaleras que unen Retuerto con la zona de BEC

El Ayuntamiento sacará en los próximos días a contratación la obra, por un importe de 123.742,73 euros, IVA incluido

El Ayuntamiento de Barakaldo contratará en las próximas semanas las obras para mejorar la accesibilidad en la zona de San Ignacio, en Retuerto. En la actualidad el barrio barakaldés se conecta con la zona de BEC a través de unas escaleras construidas bajo la autopista. Este nuevo proyecto permitirá ofrecer a las y los vecinos de la zona un acceso totalmente adaptado a las personas con movilidad reducida.

La iniciativa fue trasladada a la alcaldesa en uno de los encuentros vecinales qe se vienen realizando en los últimos años en los barrios. "Varios vecinos de la zona me trasladaron personalmente la necesidad de crear una rampa junto a este acceso, ya que es un camino muy utilizado en el barrio", ha explicado Amaia del Campo, alcaldesa de Barakaldo. Así, el Área de Urbanismo ha analizado las diferentes opciones que solucionen técnicamente la accesibilidad. Finalmente se ha optado por construir un camino de rampas peatonales junto a las escaleras.

Las rampas proyecciones tienen un trazado en planta de zigzag para tener desarrollo suficiente y así no sobrepasar el 8% de pendiente máxima permitida. Se instalarán dos conjuntos de rampas, el primero con 114 metros, y el segundo que conectará la acera construida bajo la A-8 con la acera de la calle Ismael Gorostiza. Las rampas tendrán una anchura de 21 metros y una pendiente transversal de 1,5% para asegurar ka salida de agua hacia un lateral.  Para hacer realidad esta obra, y salvar las pendientes, será necesario construir un muro de hormigón armado.

Además, se mejorará la iluminación actual de la zona para dar servicio a los nuevos accesos, y se creará un itinerario peatonal sobre la zona ajardinara existente en la Ismael Gorostiza, como alternativa a la hacer actual, que tiene mayor recorrido.

APUESTA POR LA ELIMINACIÓN DE BARRERAS ARQUITECTONICAS
"Si nos fijamos, ahora mismo se puede ver cómo las vecinas y vecinos han creado un paso alternativo a las escaleras de San Ignacio como paso alternativo a las escaleras. Ocurre lo mismo en Ismael Gorostiza, que muchas personas atajan por el jardín. La verdad es que no entiendo como se permitió que este acceso se construyese únicamente con escaleras, sin tener en cuenta la accesibilidad, por eso hemos trabajado en buscar una solución para que el acceso a esta zona del barrio sea más cómodo para sus vecinas y vecinos", ha apuntado la alcaldesa.

El proyecto saldrá a licitación por un precio de 123.742,73 euros-IVA incluido-. Una vez esté contratado se estiman tres meses para realizar la obra.

"Este es un paso más en la apuesta del equipo de gobierno por eliminar las barreras arquitectónicas en la ciudad y en los equipamientos municipales que hemos puesto en marcha estos años: las rampas de Rontegi, los nuevos accesos mecánicos de Andikollano, el ascensor del CIHMA, la nueva rampa peatonal en Burtzeña..", ha recordado la alcaldesa.