28/12/2018

La alcaldesa pide instalar cámaras de videovigilancia en dos túneles que conectan el centro con Rontegi

Se trata del túnel del Orfeón Barakaldés y del situado en la calle Bizkaia. "Queremos continuar mejorando la sensación de seguridad de la ciudadanía y el sistema de cámaras es una gran medida de prevención y disuasión", ha indicado Amaia del Campo.

Hace algo más de un año el Ayuntamiento de Barakaldo instalaba unas cámaras de videovigilancia en el túnel que conecta el barrio de Lutxana con Ansio. Esta medida, tomada con el objetivo de la Policía Municipal pueda vigilar durante las 24 horas del día el tránsito de personas por este paso, podrá repetirse ahora en el centro de la ciudad protegiendo los túneles que conectan con el barrio de Rontegi a la altura de la Herriko Plaza y la calle Bizkaia.

La alcaldesa de Barakaldo ha solicitado a la Policía Local que inicie los trámites para solicitar permiso para la colocación de cámaras en la vía pública, tal y como se llevó a cabo en el caso del túnel de Ansio, a través de la Comisión de Videovigilancia ¿compuesta entre otras personas por el presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco-. "Hemos recibido solicitudes de vecinas y vecinos del barrio que nos aseguran que estos túneles generan sensación de inseguridad cuando transitan por ellas, por ese motivo, además de solicitar que los municipales aumenten su presencia en estas zonas, hemos dado las indicaciones oportunas para iniciar la instalación de un sistema de videovigilancia que suponga un método de prevención ante posibles ataques y también una herramienta disuasoria ya que ambas zonas quedarán vigiladas por agentes de la policía durante las 24 horas", ha asegurado Amaia del Campo, alcaldesa de Barakaldo.

En concreto, se colocarían cámaras en el túnel del Orfeón Barakaldés, que une la zona de la Herriko Plaza con la calle Arrandi, y en el pasadizo de la calle Bizkaia, que da acceso a la calle Landaburu.  "Hace unos meses mejoramos la iluminación en la zona del Orfeón Barakaldés con un inversión de 1.700 euros con la que colocamos cuatro puntos de luz nuevos con bombillas de led, pero queremos dar un paso más teniendo los ojos de la policía  vigilantes y extender esta medida a la calle Bizkaia, cumpliendo así otro de nuestros compromisos con la ciudadanía", ha resaltado.

TRABAJO CONJUNTO CON LA CIUDADANÍA
Esta nueva medida continúa mejorando el trabajo que está realizando el equipo de gobierno con las asociaciones de mujeres en el municipio para mejorar y eliminar los puntos inseguros para las mujeres, gracias a la creación en 2015 de la Mesa de Puntos Inseguros. "Los túneles, en concreto, son espacios en los que hemos puesto especial atención. Hemos logrado eliminar tres gracias al apoyo interinstitucional con Gobierno vasco y la Diputación Foral de Bizkaia, creando en su lugar pasos en superficie seguros tanto en Murrieta- Desertu Urban como en Rontegi y ahora en Kareaga y Retuerto", ha recordado Del Campo. "Con la instalación de estas cámara de vigilancia completamos las actuaciones en los pasos subterráneos, mejorando la sensación de seguridad para nuestras vecinas, sobre todo, pero también para nuestros vecinos.